Ermita de Santa Águeda de Catral


2014-01-29_220602

El número 18 de “Cuadernos Historia de Catral”, correspondiente a febrero de 2014, se ocupa de la Ermita de Santa Águeda de Catral, que ni por su situación natural ni el desarrollo del culto a la santa de Catania en esta Villa cimentan, como se ha escrito, un hipotético enclave paleocristiano entre los siglos II-IV, lo que resulta una hipótesis absurda…
A principios del siglo XIX, bajo la regencia de la reina María Cristina, su ministro Juan Álvarez de Mendizábal hizo efectiva la desamortización de bienes eclesiásticos en plenitud, y a partir de ese momento, entre todos los bienes que se pusieron a pública subasta fue precisamente uno de ellos, la “Ermita de Santa Águeda”, adquirida por el vecino inmediato, el mismo Pedro Ñíguez Gea “los Javielos”, pero con una peculiaridad muy singular. Este comprador, en aras de su devoción a Santa Águeda, la cedió de nuevo a la Iglesia, pero con una condición, que realmente era anticanónica u opuesta a las disposiciones eclesiásticas en aquel momento, abrir una ventana desde su casa a la Ermita, para que desde ella se pudiese asistir a misa o a cualquier otro culto que se celebrase; esta ventana existe todavía como testimonio que da fe de esta realidad. (JSC)

Autor: Castrum Altum / Pura Guirau M.-J. Sáez C.

*SUSCRIPCIÓNSi usted desea recibir los Cuadernos Historia de Catral, solicítelo en la siguiente dirección: castrumaltum@gmail.com
Anuncios